Saturday, February 10, 2007

El Pescador

Cuando escribí “Entre las Piedras” en realidad quería hablar sobre los pescadores, esos hombres que se ganan la vida pescando, no los que hacen pesca industrial, hablo de los que se paran en una peña por horas a esperar la picada. Pienso en ellos pues yo soy hincha de la pesca, de chica lo hacía desde que salía el sol hasta que se ponía y he escrito varios posts sobre mi relación con la pesca. Lo que me hace pensar en los pescadores es la relación que tienen con el mar, en lo que habrá en sus espíritus al estar tanto tiempo parados en estado de contemplación, bañándose de la energía marina y de los elementos, alejados de la locura de la ciudad, los imagino como seres elevados, puros, pero claro esa es mi vision romántica, yo y mis fantasias. Siempre admiré y quise a los que conocí, el conocimiento que tienen del mar, y las tácticas de pesca es increible, pero bueno son años de experiencia. Cada vez que camino por la orilla de la playa me gusta acercarme a los pescadores y preguntar, ¿está picando? ¿sacó algo? Y siempre les meto letra y acabamos conversando, me gusta mirar en sus canastas y ver a los peces, pejerreyes, lornas, mojarrillas, cuando era chica he visto peces inmensos, chitones tan grandes que la cola se les sale de la canasta, una vez vi a un pescador luchando con un tablón, eso es un lenguadazo, lo remolcó hasta la orilla y luego tuvo que correr y meterle las dos manos en las agallas y alejarlo del peligro de poder perderlo con el agua, ahhh qué impresionante. La abundancia de peces en mi niñez comparadoa con la de ahora es abismas, recuerdo una vez mi tío Víctor un Sábado de Gloria fue a probar suerte, el mar estaba movidazo, se fue solo pues nadie imaginaba que podía sacar algo cuando de pronto regresa con una corvina gigante, un monstruo, un animalón, qué gran día. No hay como la pesca ojalá no depredemos a tal punto que ya no salga nada, en mis años de vida he visto como ha bajado la cantidad y variedad de pescados, la verdad la estamos cagando y siento que vivimos en tiempos apocalípticos, bueno ese ya será otro post.


Fotos: Marea, Punta Negra, Enero 2007, Pescadores

8 Comments:

Blogger Gigi said...

Me cuenta mi flaquito que de chibolo se iba con la mancha de campamento y aprovechaban para pescar por las peñas. De palomillas una vez pescaron unos tramboyos y borrachos y decidieron hacerse un rico sudado. Metieron casi la docena que pescaron y se hicieron un sudado para 6 hambrientos. Me cuenta que, a media tarde se morían de sueño y decidieron dormir "temprano" golpe de 8pm (osea todo un sacrilegio en un campamento)cuando despertaron... eran las 2.00 pm del día siguiente!!! jajjaajaaj
Pobres.. fue un K.O Total!!! jajaja

7:41 PM

 
Blogger monga said...

una vez más, buenas fotos!
Me acuerdo que hace unos 5-6 años, a mi papá se le dio por querer aprender a pescar, asi que mis hermanos y mi mama le compraron una caña de pescar. Cuando fuimos a una playa, no se cual, nos pusimos en una peña, pero no salia nada; aun asi, ahi estabamos, tratando de pescar. Y en mi afan de querer aprender, tomé la caña y pesque uno! pero, lo vi, ahí saltando por todos lados y con la boca rota por el gancho y la carnada incrustados. Entré en pánico y lo solté. Juré no hacerlo más. Pero aún asi, puedo decir que pescar es una experiencia que no se compara con nada =)

9:28 PM

 
Blogger Peregrino said...

No puedo con la pesca, esas horas inmovil vestido de eterna paciencia no son para mi, felicito a los que pueden, yo no soy uno de ustedes; pero si rescato la belleza del mar, la inmenso y maravillos que puede ser contemplarlo, nada como eso.

Nos leemos.

7:52 PM

 
Blogger enakam said...

También recuerdo y extraño aquellas épocas cuando iba a acompañar a mi papá y siempre traíamos algo para comer en casa. Pero desde que voy por mi cuenta, lo más común es es que no traiga nada o muy poco. Lo que si encuentro siempre que voy de pesca son espineles y redes. Se está depredando porque no hay un control para este tipo de pesca. Se supones que la pesca en costa es sólo puede ser artesanal y para consumo humado, pero quién garantiza eso.

7:35 AM

 
Blogger Marea said...

Gigi, pucha sudado de tramboyo y borracho, que bravos.
Monga, pues sí dan pena a veces, pero cuando terminan en mi panza no hay problema.
Peregrino, la pesca no es para todos, mi madre nunca me entendió.
Enakam, de acuerdo contigo esos botes con las redes vienen a joder todo, deberían de hacer leyes y ser más estrictos con la pesca, pero caray eso será una de las últimas cosas en las que piense este gobierno.

6:54 PM

 
Blogger hentzau said...

Esa visión de los pescadores sí es bien romántica porque recuerdo que cuando fui por Pacasmayo conocí un grupo entre los que había algunos ex convictos, y todos con bastante recorrido. Igual eran buena gente entre toda su viveza. Al sur son igual de pendejos, pero en general me he topado con pescadores criollazos, conversadores y buena gente.

10:01 AM

 
Blogger Ana Lucía said...

yo tuve mis epocas pescadoras, con un ex que tuve, nos ibamos a pescar,, a veces no pescabamos nada, pero era lindo compartir esos momentos, lastima que salio un won al final..jajaja
En Mancora, no pudimos pescar mas que 2 rayitas enanas y un pez insignificante...
pero los pescadores, esos hombres que si con orgullo deberian decir: profesion: pescador! en unos minutos que estaban en el agua, salian con su LENGUADAZO,,, y nosotros con cania,,, nada...Muchos lo hacen con red pero ellos mismos se meten al mar, pienso, sin querer ofender a nadie, que ellos son los verdaderos pescadores.. :o)

3:47 AM

 
Blogger enakam said...

Tampoco estoy diciendo que está mal que se pesque con red. Pero debería controlarse el lugar donde se colocan, el tamaño de las redes, etc. Hay muchos que no les interesa que los peces sean muy pequeños, o que estén desovando. El tema es que hay que evitar la depredación.

5:15 AM

 

Post a Comment

<< Home

 
Bookmark and Share