Tuesday, January 30, 2007

COQUETEO

En Lima me sentí observada, primera vez que lo siento así, creo que mis 40 me quedan bien, lo curioso es que el grupo que me prestaba atención eran mujeres de mi peso, 30s, 40s, en el gimnasio había una mujer que creo anda con el muerto dormido, no me quitaba los ojos de encima, conversamos poco y fue porque ella me metió letra, me dí cuenta que le hice tilín de alguna forma, porque a mis años ya sé cómo es. En la playa también coqueteaba con mujeres que iban solas o con niños, ¿mamás?, ¿tías? quién sabe pero me divertí mucho, por momentos fantaseaba en quedarme en Lima y tener mis amantes que de día me visiten y en la tarde corran donde sus maridos a seguir con sus vidas. Para mi suerte yo siempre fui una chica-chico, ahombrada, ojo, no camionera, pero tampoco de taquitos, ni escotes, ni maquillaje, mi look es creo de deportiva, aventurera, artista. El hecho de haber sido machona (cómo me choca esta palabra hasta el día de hoy) y gordita, no me hizo popular entre los hombres, la verdad que me miraban cómo algo extraño, por lo que pasé mis años de adolescente prácticamente conmigo misma, sufría porque quería ser como las otras chicas, pero no podía ser algo que no me gustase, en medio de todo eso fue lo que me salvó porque si hubiera sido una chica de esas que a los chicos les aloca talvez hubiera puesto de lado mis sentimientos lésbicos y me hubiera casado con un pata, que suerte que no me pasó, porque tarde o temprano la cabra tira para el monte, pero sé que en Lima hay muchas de estas mujeres, que por cumplir con la sociedad viven doble vida, que heavy, otra cosa también es que ahora en estos tiempos en que las mentes se han abierto un poco pienso que una mujer sola en sus treintas o infeliz en su matrimonio consideraría experimentar con otra mujer. En fin, no hay como ser fiel a uno mismo, siempre.

12 Comments:

Blogger Chalo said...

Efectivamente, Marea. Coincido contigo. No hay como serle fiel a uno mismo.

1:51 PM

 
Blogger Gigi said...

Hay que tener valor para aceptarse tal y como uno es y no vivir de la sociedad.
Yo te aplaudo por eso.

2:59 PM

 
Blogger enakam said...

Aquí en Lima todavía hay muchos cavernícolas que no pueden enteder otras opciones, incluso muchos no entienden su propia situación y es así como muchos no pueden salir del closet.

4:14 PM

 
Blogger monga said...

tienes mucha razon; los tiempos han cambiado bastantes, aunque en realidad yo no lo siento mucho por la edad que tengo.. pero lo unico de lo que uno se puede guiar es de lo que tu dijiste 'no hay como ser fiel a uno mismo, siempre'.

un beso

6:16 PM

 
Blogger Jen Frulita said...

además que uno es más autentica cuando estás más cerca de lo que uno imaginó de sí mismo xD

8:20 PM

 
Blogger La Isa said...

jaja, bien ahi con el jale ;)...oie, pero xq sólo quedo en coqueteos? digo, si estas un ratin x lima, xq no dart unos gustillos? xD

10:27 PM

 
Blogger jclicious said...

Me gustó el final de tu post, no hay nada como ser fiel a uno mismo! Y que bueno que tu lo eres y dejar de serlo ni por la sociedad ni por nada. Felicidades!

1:49 PM

 
Blogger jclicious said...

Me gustó el final de tu post, no hay nada como ser fiel a uno mismo! Y que bueno que tu lo eres y dejar de serlo ni por la sociedad ni por nada. Felicidades!

1:49 PM

 
Blogger Acitsonga said...

No hay nada que le joda más a una sociedad como la nuestra que existan personas que se asuman y que lo digan en voz alta sin complejo alguno. Me gusta tu blog, estaré jorobando seguido ;) Un abrazo

4:22 PM

 
Blogger Patricia said...

Creo que lo más difícil es aceptarse cómo uno es, te felicito porque tú lo has hecho y llevas tu lesbianismo con orgullo

5:04 PM

 
Blogger El perro andaluz said...

"machona" debe ser una de las palabras más horribles que existen pero es miel en los labios de los intolerantes que gustan de nombrar con desprecio a los que no se les parecen.
Saludos.

4:58 PM

 
Blogger schatz67 said...

Te debo confesar que a veces incomodan las miradas o el acoso de algunos gays en sitios públicos.Al menos cuando era más jóven me hervía la sangre un poco por eso, hoy en día me da absolutamente igual y ni les doy importancia.

Pero no creo que sea tu caso, los años y la madurez te desarrollan el instinto y te hacen saber con quien puedes contar y con quien no.Saludo tu decisión de llevar tu lealtad en forma consecuente y espero que siempre puedas disfrutar de buena compañía

Saludos

Schatz

8:11 AM

 

Post a Comment

<< Home

 
Bookmark and Share