Monday, September 11, 2006

NUEVE ONCE

Cinco años pasaron, que rápido. Quién no recuerda esa mañana...yo me levanté para ir a trabajar como cualquier día, mi roommate antes de salir prendió la tele, cosa que nunca hacía y fue en ese momento que nos dimos con la noticia, nos quedamos heladas pero igual fuimos a trabajar, llegamos al downtown San Francisco y parecía la hora de salida todo el mar de gente caminaba apuradísima en dirección a los trenes en vez de ir hacia los edificios, nosotras caminábamos en contra de la corriente esquivando a los peatones y llegamos a la oficina, no había nadie llamamos a la jefa y nos dijo que nos vayamos a la casa, hasta ese momento no se sabía nada claro sobre los otros aviones que todavía volaban y habían rumores que uno estaba dirijido a San Francisco. Regresamos a casa y me la pasé pegada a la TV, vino mi jefa y un par de amigas y nos tomamos unas chelas para relajarnos mientras veíamos la TV. Yo me sentía indiferente, no tenía ningún sentimiento de pena era como si no sientiera, yo pienso que haber vivido los años del terrorismo en el Perú esas noches interminables escuchando las bombas explotar me ha hecho insensible a estas cosas, no sé, no entiendo, la cosa es que no me sentía triste para nada y lo único que pensaba es que no podría vivir en un lugar con bombardeos otra vez y pensé en que talvez tenía que regresarme a Perú. Lo que sí estaba fascinada con el ataque, en lo sofisticado de éste y veía como hipnotizada una y otra vez como se estrellaban los aviones en las torres, no podía dejar de mirar la TV. Ayer pasaron un documental hecho por los bomberos que estuvieron en las torres, creo que me ha afectado más que el día en que pasó el ataque y eso que no mostraron ningun cuerpo destrozado o quemado, pero sí se podía escuchar el ruido de los cuerpos de la gente que se lanzaba desde lo alto, un sonido terrible. ¿Quién es responsable de este ataque? ...unknown, no pongo las manos al fuego por nadie.

9 Comments:

Blogger Chantal Plata said...

Estaba casi esperando tu post en una fecha como la de hoy.
Casi de vuelta, casi yo,
Un beso desde tu Lima.

3:28 PM

 
Blogger digler said...

ni pensar en poner las manos al fuego, creo que la verdad de todo eso se sabrá muy tarde

3:39 PM

 
Blogger Laura Hammer said...

Va a ser uno de esos misterios de los que hablará en 10 años mas y la gente se mirara las caras pensando: Que tontos fuimos! Era todo tan obvio...

7:12 PM

 
Blogger Jen Frulita said...

Bueno, se supone que los hechos del 11 de septiembre conmocionaron al mundo por tratarse de USA, conmocionaron a muchos pero yo fui una de las tantas que sintió poco o nada. Me gustaría saber dónde estaba el mundo cuando a los peruanos nos mataban como ratas en los doce años de terrorismo, de bombas, de apagones, de miedo... Suena a resentimiento, pero no lo es, simplemente es que este hecho, si bien fue trágico, lamentablemente es uno de los tantos que suceden en el mundo, pero todo fue aumentado porque se traba a de estados unidos, del mounstro, de la tierra del tío sam... eso me molestó.

Dejando de lado eso, nadie tiene derecho a quitarle la vida a nadie, y la guerra es una verdadera m... sea aquí, en USA, en la China o en el Congo.

Besos

7:51 PM

 
Blogger Debutante said...

Un día terrible, por todo lo que significa hasta ahora.

9:49 PM

 
Blogger enakam said...

En un primer momento pensé que bien que al fin le dieron un merecido a los americanos que se creen lo máximo en seguridad. Luego sentí algo de remordimiento, no esperaba que las torres se desplomen y causen tantas muertes inocentes.

5:59 AM

 
Blogger Marea said...

Siento como tú Frulita.

2:52 PM

 
Blogger Rain said...

Ése día estaba tan preocupada por L, mi entrañable amiga que trabajaba en pleno centro de Manhattan. Mi niño que estaba chiquitito lloró al ver por la tele, cómo se caían las torres, porque sabía que L estaba en esa ciudad. L había venido el mes pasado: sólo me tranquilizé cuando ella envió un mail para contar que estaba bien, que las calles estaban atestadas de gente llorosa y que vio muertos. Si bien L estaba fuera de peligro ( me decía que ya no podían volar nada más, que no podía ser), eso me serenó, mas lo que me contó me apenó, por los niños, siempre por los niños.

Pensé lo que aquí han expresado: en nuestro Perú, en Lima la bombardeada...


Gran salute y qué lejos, qué cerca está aún aquello.

3:53 PM

 
Blogger reds said...

Fucking Bush! de quien mas crees que fue la culpa, de estos incapaces que permitieron morir 3000 almas inocentes

4:25 PM

 

Post a Comment

<< Home

 
Bookmark and Share